Queda mucha gente a la que convencer

El pasado 24/11/2016 se debatió en el pleno municipal la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública. Esta normativa regula, por ejemplo, los criterios con los que los bares y restaurantes pueden poner terrazas, mesas y sillas en las calles de nuestros municipios.

Pero no sólo regula eso, obviamente. También los quioscos, puestos, escaparates, sombrillas, toldos… e incluso una mesa informativa o para recoger firmas están sometidos a la regulación municipal. En definitiva, cualquier actividad que comporte un beneficio, bien económico o de otro tipo, que ocupe los espacios que son de todos.

También están incluidas actividades que no suelen desarrollarse habitualmente en nuestro pueblo pero que, de vez en cuando y sobre todo cuando son fechas señaladas, se organizan por el gobierno municipal o por propia iniciativa de los que las desarrollan. Me estoy refiriendo a los carruseles de ponis, circos con animales o las plazas de toros. Sigue leyendo

Poncho y Tatiana

Esta mañana, después de mucho tiempo hablando por el chat de la página de APAMA, tuve la suerte de conocer a una de las personas que nos están haciendo de casa de acogida, Tatiana.

Yo llevo el seguimiento de su acogida, y estoy viviendo día a día una bonita historia de las que contaré a menudo. Simplemente espero expresarlo del mismo modo que se vive.

En una de las últimas reuniones de la directiva, decidimos dividirnos las acogidas y el tiempo en publicar y contestar en la página de la protectora. Yo tuve la suerte de que el 9 de Octubre a las 20h de la tarde estaba al frente de la página.

Tatiana, que ya nos había ayudado en otras ocasiones de mil formas diferentes y se había ofrecido a hacerlo de otras dos mil(espero no quedarme corta), me envía la foto de Poncho y me dice su ubicación. Se veía con un aspecto terrible. Nosotras, como siempre, desbordadas nos ofrecemos a publicar y pagar gastos de la acogida. Tatiana espera que salga algo de urgencia junto al perro, y marcando la diferencia y demostrando su calidad humana, decide llevarlo a casa. Sigue leyendo

Los “inadoptables”

Los “inadoptables”

Hace unos días el artista y animalista Luiso García (seguidlo en facebook no os vais a arrepentir) decía la siguiente frase “Meter en casa un animal que has encontrado en la calle y ver como mientras tú le curas las heridas de su piel, él te cura las de tu corazón…”

Esta frase me inspiró para escribir el post de hoy, algo de lo que nadie habla, cuando al animal también hay que curarle las heridas del corazón, por ser invisible, maltratado y llevar un prejuicio colgado al cuello. Por suerte “inadoptable” no es un término que recoja el diccionario de la real academia española, pero por desgracia cada vez se esta usando más en el ámbito animalista. Sigue leyendo

Experiencias: Naru

535274_10205759760689419_1863830589633660210_nNo quiero engañar a nadie y hacer un precioso articulo sobre lo bonito que es ser casa de acogida. Prefiero contar mi primera experiencia.

Yo, personalmente, no creo en el Karma, no creo que se valore positivamente a las personas que hacen algo bien, tampoco creo en las fuerzas del universo que hacen que las cosas pasen por algo…

Pues bien, cuando conviví con Naru empecé a creer un poco en todo eso.

Hacía tiempo que colaboraba con APAMA, y quería aprovechar la oportunidad para ser casa de acogida, tenía todo lo que en ese momento creía necesario. Una casa en el campo, un perro de un año que necesitaba hacer amigos y muchísimas ganas. Mi intención era acoger a Drako, un cruce de labrador enfermo de Leishmania que con su mirada me robó el corazón… Pero por cosas del “destino” no pudo ser.

Entonces llegó Naru, un mestizo de “mil leches” y algún perro cuyo tío abuelo por parte de padre había olido de lejos a un pastor Alemán. Sigue leyendo

Un lugar para disfrutar

 

Necesitábamos este lugar, este sitio donde opinar, contar nuestras vivencias, experiencias, viajes, paseos, anécdotas y aventuras. Y es que todo el trabajo que hacemos gasta la mayoría de nuestros esfuerzos en buscar adopciones y deja muy poco para hablar sobre lo bonito que es compartir tu vida con un animal cerca.

Pero para quien no nos conozca, nos presento.

APAMA está formada por un grupo de personas que no podían mirar hacia otro lado al ver la crueldad con la que se abandona a los animales. Sin apena conexión personal entre nosotras, decidimos ponernos a la obra y aportar nuestro granito de arena para que nuestra sociedad cambiara su forma de ver el abandono y se empezara a actuar. Llevamos poco menos de dos años en la lucha y ya vemos como mucha gente de nuestro propio entorno está más informada y concienciada, aunque aún queda muchísimo trabajo por hacer. Sigue leyendo